Cómo combatir la ansiedad

Cómo combatir la ansiedad

image_pdfDescargar en PDF

En este post quiero hablar de una alteración muy frecuente, habitual en urgencias, en medicina general y en las consultas de psiquiatría y psicología, el miedo al miedo, o dicho de otra manera, la ansiedad, y también veremos cómo combatir la ansiedad.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una alteración que los pacientes suelen describir como:

«una sensación atroz de muerte inminente o desmayo, de perdida de la cordura  o de asfixia, en el primer momento, después sobreviene una situación a la que suelen denominar «miedo al miedo».

¿De dónde viene la sintomatología física que llega a hacernos creer que estamos a punto de volvernos locos o de morir?

La hiperventilación puede explicar casi todas las sensaciones durante una crisis de angustia. 

¿En qué consiste la hiperventilación?

Cuando la respiración es rápida y está alterada, se produce una entrada excesiva de oxígeno en nuestro cuerpo y una eliminación, también excesiva, de dióxido de carbono. Esto da lugar a una serie de cambios químicos, como el cambio en el pH de la sangre, directamente responsables de algunas sensaciones corporales y mentales que experimentamos.

Si se mantiene esta pauta respiratoria anómala, durante un tiempo, las sensaciones corporales pueden llegar a ser muy alarmantes.

¿Cómo sucede un ataque de pánico?

Las crisis se producen en base a un amplio rango de estímulos, una situación de nervios, hablar en público, una noticia preocupante, la necesidad de tomar una decisión difícil, una valoración negativa,.. Estos estímulos pueden ser internos (pensamientos, imágenes o sensaciones corporales) o externos (el coche, un supermercado).

La persona percibe estos estímulos como una amenaza y la consecuencia es un estado de aprensión o miedo elevado. Este estado se acompaña por multitud de sensaciones corporales intensas y desagradables que son interpretadas de un modo catastrófico, entonces sobreviene un gran incremento de la ansiedad, que produce a su vez un aumento de la intensidad de las sensaciones corporales.

Así sucesivamente hasta formar un círculo vicioso que culmina con una crisis de angustia (Clark y Salkovskis, 1987).

Ejemplo de ataque de pánico o crisis de ansiedad

“Una señora a la que han despedido del trabajo sale de casa a sellar el paro la primera vez tras el despido, al llegar a la oficina del SEF ve la multitud de gente en la cola para sellar, automáticamente piensa: ”no encontraré trabajo de nuevo”.

Este pensamiento catastrofista se percibe como una verdadera amenaza: no volver a encontrar trabajo significa deudas sin pagar, morosidad, dejar de ir al gimnasio, de comprar ropo, nevera vacía, embargo, vivir debajo de un puente… entonces aparecen las sensaciones físicas: retortijones en el estómago, palpitaciones, aumento de la tasa respiratoria, sensación de mareo.

La mujer en ese momento se siente físicamente mal y no sabe por qué, lo que provoca miedo por no saber que le está sucediendo

“¡¡¡¡¡¡¿Qué me está pasando?!!!!!”

De nuevo, realiza una atribución catastrofista: “¡¡¡¡¡me voy a desmayar!!!!!!”, o “¡¡¡¡¡me está dando un ataque al corazón!!!!”.

Este pensamiento produce un aumento de la ansiedad que consiste en el aumento de los síntomas y signos físicos: temblores, palpitaciones, sensación de ahogo, sudor frio,.. y las interpretaciones catastróficas sobre lo que está sucediendo.

cómo combatir la ansiedad

Se genera un bucle cerrado del que resulta casi imposible salir y en el que la persona no encuentra forma de paliar su situación. Razón por la que se suele acudir al hospital de urgencias.

Una crisis de pánico ocurre en un lapso de tiempo mínimo, en unos pocos segundos la persona siente su organismo cambiar de forma brutal.

Entre diez y quince segundos pasan hasta llegar al punto máximo de ansiedad, lo que es el ataque. La persona siente que pasa de estar tranquila, a un estado en el que cree que:

  • sufrirá de inmediato un infarto al corazón
  • caerá desmayado de forma fulminante
  • se está volviendo loco
  • es incapaz de controlar sus pensamientos
  • fluyen a la velocidad del rayo
  • se está ahogando porque siente una presión tremenda sobre el pecho que le impide respirar

Esta situación que comienza bruscamente de forma impactante y de alta intensidad puede durar horas, prolongando un estado de angustia psicológica y tremendo malestar físico desconocidos hasta ahora para la persona que lo sufre, de ahí su nombre: ataque de pánico.

Síntomas físicos de la ansiedad

  •  La vasoconstricción cerebral puede producir sensación de mareo, sensación de desmayo, alteraciones visuales y sensación de irrealidad.
  •  La disminución del dióxido de carbono produce también una alteración en la irritabilidad de los nervios periféricos ocasionando hipersensibilidad a ciertos estímulos como la luz (fotofobia) o el ruido (hiperacusia).
  • La reducción en el flujo sanguíneo coronario, y la disminución del aporte de oxígeno al músculo cardíaco da lugar a sensaciones alarmantes en el ritmo cardíaco, como latidos irregulares, taquicardias…
  • La respiración rápida y alterada da lugar a otros cambios, como descenso en el bicarbonato de la sangre, cambios en la composición de la orina, alcalosis respiratoria e hipocalcemia. Esto último actúa produciendo espasmos, temblores y calambres en las extremidades.
  • También la hiperventilación puede producir fatiga y cansancio general, falta de concentración y memoria, cambios repentinos de calor a frío…
  • La presión y dolores en el pecho se deben a la aerofagia y/o al uso excesivo de los músculos intercostales superiores que se produce en la hiperventilación.

Si tienes alguno de estos síntomas, no te alarmes, combatir la ansiedad es posible y a continuación veremos como.

cómo combatir la ansiedad

Cómo evitar la ansiedad

 Para afrontar un ataque de ansiedad y evitar que se convierta en un trastorno, es preciso actuar sobre los siguientes puntos:

  1. Ansiedad síntomas físicos: aprender a respirar lentamente y con el uso de las manos o la bolsa de papel en el momento que se produce la hiperventilación, la crisis, disminuirá sensiblemente la sintomatología y se controlará la situación.
  2. Detectar los pensamientos catastrofistas que generan las crisis así como los que se derivan de estas (miedo al miedo).
  3. Invalidar esos pensamientos y a no generar expectativas desastrosas de algo que no ha ocurrido.
  4. Aprender a seguir con nuestra vida, no dejando que las crisis nos invadan y limiten.
  5. Encontrar la causa del/los ataques de pánico.

Cómo combatir la ansiedad

  1. El primer paso es conocer bien qué es la ansiedad y los ataques de pánico
  2. El segundo, ponerse en manos de un profesional que te guíe en los puntos anteriores
  3. Tener muchas ganas de estar bien y de trabajar para ello.

Las crisis de angustia o pánico resultan realmente desagradables. El malestar que generan y su duración hacen que cualquiera que la sufra tema volver a encontrarse en una situación similar, pero no por ello son un problema irresoluble.

Superar la ansiedad

¿Quieres tomar las riendas de tu vida?

Si necesitas combatir la ansiedad, acabar con en esta situación está en tus manos, ya has dado el primer paso leyendo este post.

¿Qué vas a hacer ahora?

Para combatir la ansiedad: Terapia para la ansiedad en Murcia y online. UP! Psicología

2 Comentarios Ocultar comentarios

Añade tu comentario

Call Now Button¡Llamanos!